Maykoll Echeverría Franco: de la mano con el deporte paralímpico

El entrenador de ejercicio funcional de Inka Challenge Training comparte notables peculiaridades sobre su formación deportiva.

Texto: Lissa Donayre

Maykoll Echeverría Franco: de la mano con el deporte paralímpico

Maykoll Echeverría Franco, entrenador de atletismo en el área de lanzamiento en la Asociación Nacional Paralímpica del Perú y de la Escuela Militar de Chorrillos, es un atleta nato y además nació con un chip incorporado en el cuerpo que lo estimula a prepararse constantemente. A no dejarle ni la decisión más trivial al azar. A conocerlo todo sobre su rama. A recoger experiencias y ahora también a instruir a quienes que no conocen barreras que no puedan vencer cuando sobra la audacia, el valor y la confianza por llegar a su meta, que sí, tienen alguna desventaja física, pero ningún límite.

A crear teorías

Entrenar a atletas con discapacidades físicas fue un reto totalmente nuevo. No existían conceptos previos en su mente, no tenía ningún manual o alguna pauta para saber cómo tratar con personas con parálisis física o cerebral, ciegos o personas amputadas. Necesitó practicar mucho y adaptarse, armar sus propios formatos, inventar su sistema.

Mientras él se desarrollaba en los Parapanamericanos juveniles en Sao Paulo, el Open de Atletismo Copa Caixa en Brasil, tanto en Río como en Sao Paulo y los Juegos Olímpicos Río 2016 con la delegación venezolana,  Perú forjaba los primeros cimientos de una educación deportiva paralímpica iniciando con la creación de la Asociación Paralímpica del Perú. En la mente del entrenador de 32 años continuaba el recuerdo de los anteriores Juegos Paralímpicos, “lo único que había en deporte paralímpico en Perú era él (un entrenador peruano) y esos dos atletas”. Con ello quedó sorprendido. El contraste con los casi 500 que Venezuela había preparado en los 27 años de historia en deporte adaptado era inminente.

Supo desde ese momento que quería ser parte de ello. El dinero o reconocimientos pasaban a segundo, tercero o incluso al último plano. Lo importante era fomentar, difundir, “La gente no sabe que existe este tipo de deporte, les parece extraño”. De pronto todo confluyó a principios de mayo de hace dos años. Perú no tenía equipos, contaba con solo cinco atletas como Kenny Pacheco, Carlos Felipa y José Casas, militares que perdieron su pierna en zona de conflicto del VRAE. Y Maykoll se preparaba su viaje a nuestra capital.

Inka Challenge Training

Fotografía: Juan Mandamiento

Todo por aprobar

Jugar fútbol, básquet, correr, saltar, lanzar objetos y hasta realizar tareas informáticas en el club de su colegio a sus 9 años de existencia fueron el inicio de casi una vida entera dedicada al deporte. En esa época lo único que le importa a un niño son sus notas, así que cuando oyó que arrojar discos por los aires y participar en carreras de velocidad sumarían en su nota final, no dudó ni un segundo. Y así, la promesa de dos puntos más en el curso a punto de reprobar sellaron el inicio de un trayecto que Echeverría continúa recorriendo, hoy, junto al equipo de Inka Challenge Training.

Resulta complicado hallar alguna actividad física que este hombre no haya realizado o un evento deportivo al que no haya asistido. Su registro es admirable, completo, progresivo, casi sin notarlo ya participaba en competiciones representando a su colegio, a su municipio, al estado y finalmente a su país, su natal Venezuela.

img-3-2

Fotografía: Juan Mandamiento

Inka Challenge Training

La amplia preparación de Echeverría no cubrió el entrenamiento funcional. Inka Challenge Training le dio algo diferente, un área totalmente inexplorada en la que supo desenvolverse hasta el punto de volverse uno con la marca. Y no se espera menos de un atleta amante de los retos y  los procesos de evolución. Su pecho se infla de lo gratificante que le parece ver a aquel novato de ritmo cardiaco agitado al intentar subir el primer escalón de un obstáculo evolucionar a experto, a un avanzado gimnasta.

Es en los extensos espacios de su centro de trabajo donde desarrolla su pasión como herramienta social para cambiar el mundo, darle movimiento y mostrar que para ejercitarse no existen condiciones adversas insuperables.

Primera gran oportunidad

Para nadie fue sorpresa que en 2005, Maykoll iniciara estudios en Educación física, deporte y recreación en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador en Maracay. Poco después, gracias a un viejo amigo y ahora colega, la Escuela de Talentos Deportivos lo captó para entrenar a sus alumnos. “En ese momento no tenía la idea de ser entrenador, pero se presentó la oportunidad, iba a poder enseñar todo lo que había aprendido durante mi vida como atleta”

Iba a poder enseñar pero no por ello dejaría de aprender y para él las clases habituales en el Instituto no eran suficientes, siempre fue por más. Este es parte de su recorrido:

infografia

Fotografía: Juan Mandamiento

Hoy, tras innumerables logros profesionales y una fortuna femenina de cuatro meses, agradece la ardua entrevista que tuvo que superar para dictar su primera clase en el centro de entrenamiento de funcional que lo llevó a aprovechar cada oportunidad, cada momento. Para él todo suma a su objetivo de llegar a participar en los Juegos Parapanamericanos Lima 2019, los de Tokio 2020 y por qué no a los Juegos olímpicos de París en 2024.

Iniciar Sesión